¿Quién Soy?

Danzas libre por esta tierra que te vio nacer, espíritu siempre inquieto y desobediente.

Te estremeces con el viento, con el sol que me acaricia siempre entre medio de la tormenta.

Ríes bajo un cielo azul que añora tus suspiros sin dueño.

Caminas por este lugar que llaman vida y sueñas mientras el mundo sigue despierto.

Me acompañas, te apoderas de mis ojos, de esta mirada que apresa los días que se evaporan como lagrimas, que no regresan, que se fugan como extraños, que no se detienen.

Voy creciendo contigo, me hago mujer mientras me envuelves, el tiempo va esculpiendo mi rostro, pero sigo siendo yo, la misma niña que deshojaba margaritas al atardecer ,que te susurraba en silencio y construía historias hechas de fantasía.

Sigo aquí, sin saber los pasos que he de seguir, buscando a esa palabra indescifrable que me estremezca el corazón y me haga arquear mis carnosos labios que un día fueron totalmente tuyos.

Nunca me fui, sólo me equivoque, como el escritor que deja sus folios en blanco pensando que la tinta ha muerto entre sus dedos y que las palabras son seres indomables que jamás regresarán.

Sigo sintiéndote, aún puedo escucharte, ardes bajo mi piel, abrasas mis venas, iluminas mis oscuras heridas, me obligas a luchar recordándome quien soy.

Anuncios

Autor:

Comencé a escribir con diecisiete años, recuerdo que mi hermana me animo, porque yo tenía miles de ideas pero no me atrevía a plasmarlas pero un día lo hice y desde entonces he seguido escribiendo aunque no siempre. Cada poema guarda una historia, a veces un fragmento de mi, otras veces alguien que me inspiro.Me encanta expresarme por medio de los poemas y llegar hasta otras personas. Espero seguir escribiendo durante mucho tiempo y describir los sentimientos a través de mi ventana.

2 comentarios sobre “¿Quién Soy?

  1. Me encantó. Un poema precioso, muy conmovedor, lleno de nostalgia. Esa niña que se convierte en mujer, como la oruga que se convierte en mariposa, hallará su ansiado destino; desaparecerán las piedras de su camino, se borrarán las nubes que oscurecen su cielo, y el sol iluminará sus días con ardiente resplandor. Desaparecerán esos temores, esas dudas, y en el rostro de esa niña-mujer se dibujará de nuevo la sonrisa.
    Un fuerte abrazo, Bea.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s