LA CALMA

Tiempo mezclado con el llanto dormido.

Luz apagada con el ceño fruncido.

Calma tras la tormenta, sobre el vientre vacío.

Vuelves  dulce, paseante, dolorida….

Como si jamás te hubieses marchado.

Como si nunca hubieses temblado.

Calma que gira, que me desborda.

Vuelves para quedarte.

Sumisa, callada, conformista.

Haciendo del silencio tu aliado y de mi alma tu ovillo.

Calma, punzante quietud, con mis manos atadas, mis sentidos dormidos

Vuelves apesadumbrada, enérgica, realista….

Vuelves a tu lugar, a tu rincón, de aquel territorio que no debiste fugarte jamás.

Anuncios

Autor:

Comencé a escribir con diecisiete años, recuerdo que mi hermana me animo, porque yo tenía miles de ideas pero no me atrevía a plasmarlas pero un día lo hice y desde entonces he seguido escribiendo aunque no siempre. Cada poema guarda una historia, a veces un fragmento de mi, otras veces alguien que me inspiro.Me encanta expresarme por medio de los poemas y llegar hasta otras personas. Espero seguir escribiendo durante mucho tiempo y describir los sentimientos a través de mi ventana.

Un comentario sobre “LA CALMA

  1. Hermoso poema, que abre la puerta a un sosiego que regresa de su exilio con la firme decisión de quedarse.
    Me alegra no haber tenido que esperar mucho desde la última vez que te leí.
    Te dejo un cariñoso abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s