LLUEVE, PERO NO ME VES

Llueve sobre el papel mojado una vez más y los versos vacíos vuelven a dibujarse en el aire intentando respirar.

Mezclo mi voz con los aullidos de la tarde e intento reposar sobre mis pensamientos, lecho doloroso, donde nadan las dudas y la fe se vuelve tan amarga como los suspiros que habitan tu alma.

Llueve sobre la tinta esparcida dejando manchados los renglones de mi partitura.

Las palabras me invaden, llenan al silencio y dejan mis paredes frías al descubierto.

Llueve y las viejas tormentas recuperan la vida, nubes grises y aterciopeladas que recorren mi piel día tras día.

Llueve sobre mis ojos, paraíso enigmático donde se refugia mi espíritu  tembloroso.

Llueve pero el agua ha dejado de brotar, las pequeñas gotas transparentes huyen despavoridas buscando otra tierra fértil que las hagas revivir.

Llueve sobre ese  hueco vacío e imperceptible que se ha instalado en mi pecho.

Llueve  pero  la humedad no proviene de tus besos sedosos y sonrosados.

Llueve, pero los tejados de la gran ciudad continúan intactos, añorando ese liquido  transparente y extraño que se desliza despacio por  sus recovecos.

Llueve, pero no me ves, sigo aquí a media luz sin ti, esperando aun cielo despejado que ha perdido su color y al implacable céfiro del oeste que ha olvidado acariciarme.

 

Anuncios

Autor:

Comencé a escribir con diecisiete años, recuerdo que mi hermana me animo, porque yo tenía miles de ideas pero no me atrevía a plasmarlas pero un día lo hice y desde entonces he seguido escribiendo aunque no siempre. Cada poema guarda una historia, a veces un fragmento de mi, otras veces alguien que me inspiro.Me encanta expresarme por medio de los poemas y llegar hasta otras personas. Espero seguir escribiendo durante mucho tiempo y describir los sentimientos a través de mi ventana.

2 comentarios sobre “LLUEVE, PERO NO ME VES

  1. Esa lluvia se desliza torrencial e inunda el alma con toda la angustia que provoca la ausencia de unos besos que nos aporten sosiego, la falta de unas caricias que nos arropen, la carencia de un cuerpo que nos aporte el ansiado calor, de un alma que sea el reflejo de la nuestra.
    Me encantó, como no podía ser de otra manera.
    Te dejo un cariñoso abrazo.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s